Tag Archive for bares santander

Pincho de tortilla en Bar Cos (4’5 huevos)

Bar Cos Santander

Bar Cos Santander

Hoy te traigo un pincho de tortilla desde Santander, la Meca del pincho de tortilla. En concreto del Bar Cos, un nombre que en otras circunstancias nos haría creer que es una coña marinera, pero cuando ves el sitio por dentro y el mar desde la puerta todo tiene más sentido.

Ya sabes que cuando hablo de los pinchos de tortilla en Santander tiro a por la tortilla rellena, que es la especialidad de esa pequeña ciudad. En este caso la cata es de una especialidad dentro de otra, porque si allí las tortillas son una delicaté, el mundo raba tiene también lo suyo. Pero este pincho de tortilla no está relleno de rabas, sino de magano. Si has pensado “magano, magano me la agarra con la mano” te aplaudo y te entiendo, pero de todos modos te voy a dejar el enlace porque casi seguro no sabías lo que era. ¿A qué no? Pues eso.

¡Cuidado! Este pincho de tortilla puede hacer que te mudes a Santander dejando atrás familia, amigos, trabajo y pantalones de pitillo que nunca más podrás volverte a poner porque te los vas a querer comer todos. Partiendo de la base de que la tortilla está tremenda, el relleno de magano, ahora que ya sabes lo que es, te da la sensación de que te estás metiendo un chipirón encebollado en lo más hondo de tu ser. La textura es melosa y suave, con esos trocitos de patata que se mezclan con el magano y dan un sabor dulce y… jodo man, no puedo ni seguir. El tamaño está bien, y ten en cuenta que los pinchos rellenos normalmente son más contundentes que los de tortilla normal. Aun así querrás probar más de uno seguro.

A un paso del mar y con una decoración muy agradable, este sitio es una parada imprescindible si subes al norte para comer uno de sus pinchos. El precio de risa: 1´50 € por un pincho de tortilla que podrías poner en una camiseta y molar mucho.

¿Mi valoración?

Soy un cobarde pecador y no me atrevo a dar los cinco a ninguna tortilla de momento, así que los cuatro y medio están a punto de ser los nuevos cinco huevos. Por calidad, sabor, y por el sitio también, he de reconocer, se los lleva merecidamente.

Pincho de tortilla en Cafetería Época (4’5 huevos)

pincho de tortilla

Pincho de tortilla Cafetería Época

Este pincho de tortilla de la Cafetería Época, en Santander, abre una nueva idem en Catatortillas: la de las tortillas del norte. Más que una nueva época es una nueva categoría, pero puedo decirte desde ya una cosa muy categórica, y es que en el norte la tortilla se hace mejor que en ningún otro sitio. Lógicamente estoy generalizando. Pero son mejores y punto.

En esta pequeña ciudad, de la que hablaré a menudo a partir de ahora, los bares se respetan más o menos por cómo de rica está la tortilla. No hablo de si está buena o no, ya que un pincho que esté malo es una sentencia en la bahía, sino si está mejor o no que en el sitio de al lado. Así se las gastan en el ghetto.

Otro punto a tener en cuenta es “de qué es la tortilla”. Partiendo de la base de que la tortilla se mima bastante, un factor para que te decantes por un pincho concreto o por un local determinado es que tengan esa especialidad que te hace salivar como gabete. Puedes elegir entre normal, chorizo, atún con mayonesa (un clásico) y morcilla.

El pincho que abre esta maravillosa y sensual categoría de pinchos de tortilla rellenos es el de morcilla de Burgos. Es un pincho jugoso, sin llegar a deshacerse, con un sabor suave a morcilla que no enmascara el de la patata y el huevo. El tamaño es muy muy majo, y el precio… El precio es lo mejor de todo, porque por 1’50 € te comes este pinchaco de tortilla que hace llorar a los veganos.

¿Mi valoración?

Si existiera la máquina de teletransporte iría varias veces al día a tener relaciones con los pinchos de tortilla de Santander. Es por esta perversión, por su calidad, su variedad y ¡qué coño, su precio! que este pincho de tortilla se merece todo mi amor, y cuatro huevos y medio. Creo que me estoy emocionando y le doy medio punto de más demasiado pronto, pero sólo soy un humano…